Mayte Martín: “Lo que no duela no me interesa para nada” (+ Fotos)

Hasta no escucharla cantar, es difícil imaginar toda la sensibilidad que late tras la presencia austera y medidamente seria de Mayte Martin. Tampoco es fácil predecir que será capaz de conmoverte hasta las lágrimas, en un acto que parece ser a cada momento un redescubrimiento de la música, de los sentimientos humanos más viscerales, compartidos con un público tempranamente convertido en cómplice del desgarro.

Para mas informacion